Empantanados

Artículo publicado en ABC.

Lo sucedido en los últimos meses en el Parlament, y por extensión en la política catalana, muestra una vez más que en Catalunya será difícil recuperar una cierta normalidad en algún tiempo.

Primero fue el intento de investir President, un fugado, luego investigados en prisión preventiva, luego los Consellers, y solo se desbloqueó esa situación con la moción de censura de Pedro Sánchez. Lejos de mejorar la situación, empeora, los secesionistas toman oxígeno a partir de ese momento, y aunque formalmente haya un President y un Govern, solo hay postureo, agitación y alguna muestra preocupante de saciedad que se visualizó con el intento de asalto del Parlament.

No hay política, ni interés en ella, solo así se explica que los de Puigdemont renuncien a los cuatros votos que les da mayoría absoluta en el Parlament, aún habiendo acomodado las normas a su interés. Empantanados, condenados al empate, siempre que los de Podemos no les echen una mano y ya han dado repetidas muestras de estar dispuestos a ello, como ya han demostrado con la infame reprobación al Rey.

Que los catalanes seamos los españoles que tenemos las listas de espera más largas en la sanidad pública, o con más barracones como escuelas, o con más dependientes pendientes de prestaciones, solo por citar los problemas más acuciantes que jamás han merecido la opinión del President, al que solo le ocupa que los comandos revolucionarios aprieten, que salgan los presos y la república entre bolivariana e imaginaria que algunos tienen en la cabeza.

Pero delante, los constitucionalistas, también estamos empantanados: se podrá estar más o menos de acuerdo con las medidas que el Gobierno de España de PP fue adoptando, pero se adoptaron, incluso de común acuerdo con PSOE y Ciudadanos, y ello propició una cierta unidad de acción en Catalunya, que hoy es inexistente.

Pedro Sánchez decidió que para lo de Catalunya no necesita ni a PP ni a Ciudadanos, probablemente condicionado por los apoyos a su moción de censura, y además parece que consideran que lo que pasa en Catalunya es “asumible”. Ciudadanos ya consiguió su único objetivo, ganar.

Hoy los catalanes no independentistas esperan algo más de nosotros, pero o entendemos que es cosa de todos los partidos, o seguiremos empantanados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *