Debat totalitat pressupostos 2020

Després d’un any i mig, el Govern ha aprovat el primer, i últim pressupost.

Disciplinats i obedients amb els objectius d’estabilitat pressupostària de Montoro, que no de Montero.

Gasten més, però segueixen gastant malament!

Rèplica:

 

Lo que oculta el secesionismo

Artículo publicado en ABC

Los primeros años de proceso secesionista sirvieron al Gobierno de la Generalitat para centrifugar la responsabilidad de los recortes por la crisis. Ahora, que vamos dejando atrás los efectos de aquella, y apartando el árbol del proceso para ver el bosque de la política, observamos con preocupación cómo se avanza hacia una socialización, que socava principios básicos de las libertades individuales.

 

Que los hijos no son de los padres, no fue un desliz de la Ministra de Educación sino una auténtica declaración de intenciones. Así lo interpreta el Consejero de Educación de la Generalitat que se propone expulsar la escuela concertada del sistema público de enseñanza laminando así las libertades de los padres en éste ámbito, con la aquiescencia de los posconvergentes que antaño lo defendieron, hasta que llegó el proceso.

 

Otro ejemplo lo tenemos en el decreto de vivienda recientemente aprobado por el Parlamento, no sólo votado por, como no, los posconvergentes sino incluso propuesto por un consejero del mismo partido: regulación, limitación de precios, expropiaciones o legitimación de la ocupación mediante la concesión de derechos, son medidas, que no solo no sirven para abordar el evidente problema del derecho a la vivienda, sino que aniquilan otros derechos, incluso las iniciativas de inversión privada que deberían contribuir en la resolución del problema, como, por otro lado, hemos visto que se ha producido en la Barcelona de Colau, con la consiguientes consecuencias sobre la oferta y la creación de puestos de trabajo.

 

Sin duda, políticas de socialización ineficaces, requieren ingentes cantidades de recursos, y en ello también está el Gobierno cuya política fiscal parece no tener freno a la hora de crear nuevas figuras impositivas: bebidas con azúcar, postes de electricidad y de telecomunicaciones, aterrizaje de aviones, atraque de cruceros, poseer un vehículo; o elevando el IRPF o sucesiones, repito, con la complicidad de posconvergentes sin más ideología que la identidad.

 

Hace años que la política catalana se balancea en el eje identitario lo cual es problemático como estamos viviendo, pero como sociedad, no nos podemos permitir abandonar el eje ideológico cuyo sesgo está comportando la pérdida de libertades individuales.

Moció sobre indústria

Els Comuns que ara donen suport al Govern, i estan al Govern d’Espanya, fan una proposta sobre indústria, però quina diferència respecte de quan eren oposició, ara ja tampoc parlar ni de derogar la reforma laboral del PP.

Salari de referència català

Posicionament davant la proposta d’establir un salari mínim de referència català, i un salari mínim a Catalunya diferent del de la resta d’España.

La realitat és que té més inconvenients que avantatges.

Política d’habitatge

Convalidació Decret Llei d’Habitatge. És el tercer que aporta el Govern, però coincidint en el diagnòstic, discrepem de les solucions que no nomès s’han mostrat inútils, si no que considerem inapropiades: expropiacions, legitimació de les ocupacions. No podem estar-hi d’acord.

Roda de premsa

Valoració de la roda de premsa del President Torra, en la que afirma que el Govern està esgotat i després dels pressupostos convocarà eleccions:

Incoherencia y debilidad

Artículo publicado en ABC.

Después de diecinueve meses de incertidumbres, dos elecciones generales, muchas afirmaciones y sus correspondientes renuncios, Pedro Sanchez fue elegido Presidente en la legislatura más débil de nuestra democracia contemporánea, o al menos tan débil como después de la moción de censura de 2017.

La debilidad es aritmética, no sólo por los apoyos que tiene, sino por los que no tiene y de cuya abstención dependerá la longevidad de la legislatura. La incoherencia evidente, especialmente en los últimos meses en los que negó cualquier pacto con los neocomunistas alegando insomnio, terminando metiéndolos en el Consejo de Ministros, o defendiendo la rebelión en Catalunya y asemejando el independentismo a la extrema derecha francesa, terminando por asumir sus tesis: conflicto político, represión, mesa por la autodeterminación, amnistía y lo que no sabemos.

La incoherencia y la debilidad deja a los pies de los caballos a los catalanes no independentistas que vemos con estupor como el partido socialista asume, sin ruborizarse, algunos de los planteamientos de los separatistas, olvidando que el conflicto es fundamentalmente entre catalanes, y lo han generado aquellos que quieren imponer su proyecto político por encima de todo, incluso de la democracia.

En pocos meses hemos pasado de ver como Europa respetaba las decisiones de las instituciones españolas, a ver como se toman decisiones en contra de éstas mismas instituciones, pero el problema no está Europa, está en la incoherencia y la debilidad del Gobierno de España.

No se puede ignorar que cualquier solución al problema catalán debe pasar ineludiblemente por un Gobierno de la Generalitat que respete al conjunto de la sociedad catalana y ello debería tenerlo muy presente el partido socialista, de lo contrario se convertirá en el principal aliado para que los partidos independentistas puedan seguir menospreciando a los catalanes, pero también a los españoles.

Los separatistas ya dejaron claro que la gobernabilidad de España les importa un comino. Nada nuevo. Lo que sí es novedoso es que parece ser que al Presidente del Gobierno de España, también parece importarle un comino, España.