Otra de espías.

EspiasYa sé que qué ahora la moda es la consulta, pero no olvidéis que uno de los objetivos de la consulta es taparlo todo, incluso las cloacas de las Generalitat, que las tiene y muy malolientes por cierto.

Entre las cosas que pasaron el viernes, oportunamente tapadas el sábado por la convocatoria de un referéndum que no se celebrará, encontramos la declaración ante el juez de Xavier Martorell, por los casos de espionaje de Método 3, en este caso encargados por el FC Barcelona

Martorell era el Director General de Servicios Penitenciarios de la Generalitat de Catalunya, cuando se vió forzado a presentar su dimisión un día antes de que, el Pleno del Parlament fuera a pedir su cese, pero con anterioridad fué Director General de Análisis y Prospectiva, de sospechosas competencias, bajo la dirección del Secretario del Govern, que en su día fue Germà Gordó, hoy Conseller de Justicia.

Pues bien, ante el juez reconoció que fue el que encargó a la agencia de detectives el espionaje a al menos tres políticos durante su etapa de Director de Seguridad del FC Barcelona, pero lo más sorprendente es que reconoció que, siendo Director General de Análisis y Prospectiva de la Generalitat, conducía un vehículo de alta gama, un Tuareg, que también le facilitó la agencia de detectives. En ambos casos, afirma, no se pagó nada a la agencia de detectives ya que eran «favores»!

¿Favores que una empresa de detectives paga a un político que es ni más ni menos que Director General de un área de Presidencia de la Generalitat? Esto huele mal, muy mal, y alguien debería dar explicaciones e incluso asumir alguna responsabilidad, como mínimo su inmediato superior, Secretario del Govern, y ahora Conseller de Justicia.

Ahora entendemos más por que CiU, con la ayuda de ERC se negaron a crear una comisión parlamentaria de investigación sobre los casos de espionaje político, y es que quizás saben demasiadas cosas!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.